Según la Organización Mundial de la Salud OMS, «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades», de donde se deduce que la salud es un "bien" o estado integral, multimodal, complejo, del individuo en el que se entrelazan como un Todo sus condiciones espiritual, mental, emocional, social, económicas y físicas (corporal), en un entorno ambiental y sociocultural, que le permite sentir y disfrutar de la plenitud de la existencia. En sí, el más alto ideal humano.

La Salud puede ser entendida pues, como un estado de equilibrio no solamente físico, sino también psíquico y espiritual. En este sentido se puede decir que la salud es uno de los anhelos más esenciales del ser humano, y constituye la cualidad previa para poder satisfacer cualquier otra necesidad o aspiración de bienestar y felicidad, aunque la salud no puede ser identificada taxativamente como felicidad o bienestar simplemente. Asimismo, la salud es el medio que permite a los seres humanos y a los grupos sociales desarrollar al máximo sus potencialidades, esto es, como la condición de posibilidad que permite la realización del potencial humano de cualquier persona. No basta tener un cuerpo vigoroso o saludable; es preciso vivir a gusto "dentro" de él y con él. No es suficiente sentirse útil y tener una dedicación o trabajo; es necesario realizar una misión en la vida. Ni siquiera basta con perdurar en el tiempo; es necesario encontrarle  un sentido a la vida.

En el área de la medicina, la salud se define comúnmente como la capacidad de un organismo de responder eficientemente a los desafíos y eficaz de restaurar y sostener un “estado de balance,” conocido como homeostasis. Balance que solo es posible lograr y/o mantener cuando armonizamos cuerpo, mente, alma (emociones) y espíritu.

Infortunadamente para el propio individuo y para la sociedad, aún se mantiene la concepción de que mente y cuerpo constituyen entes separados, siguiendo el modelo biomédico de la salud y la enfermedad, según el cual “todas las enfermedades pueden explicarse a partir de problemas en procesos fisiológicos, resultado de heridas, desequilibrios químicos e infecciones bacterianas o víricas”, negándose de este modo cualquier influencia sobre la salud de procesos de índole emocional, psicológica o social.
Contrario a ésta percepción, los revolucionarios descubrimientos de Adler, lograron establecer la existencia de infinidad de modos en que el sistema nervioso central y el sistema inmunológico se comunican: sendas biológicas que hacen que la mente, las emociones y el cuerpo no estén separados sino íntimamente interrelacionados. El sistema inmunológico, el "gendarme" de nuestro cuerpo, detecta o identifica lo "bueno" y lo "malo", lo que le pertenece y de lo que no le pertenece. Las células del sistema inmunológico se desplazan en el torrente sanguíneo por todo el organismo, poniendo prácticamente en contacto a todas las otras células. Al encontrar células que reconoce como "amigas" las deja en paz, pero cuando encuentran células que no reconoce, las ataca al considerarlas "enemigas". El ataque en este caso nos defiende por ejemplo, contra los virus, las bacterias, los hongos, los parásitos, las células cancerosas, etc. Si las células del sistema inmunológico no logran reconocer algunas de las células del propio organismo y por "error" las ataca considerándolas "enemigas", se generan los trastornos autoinmunes, como el lupus, el VIH/Sida, la diabetes, la artritis, etc.. Y, si las células del sistema inmunológico, se ponen "sobre alerta", cuando "creen" estar frente a un "gran peligro" (ciertos alimentos, polvo, ácaros, frío o calor, etc.) presumiendo que existe un "feroz enemigo" al acecho, responden entonces de manera exagerada, produciendo los trastornos alérgicos, como el asma, la rinitis, dermatitis, etc.

El termino “Espiritualidad” es generalmente asociado con el bien estar espiritual, y es cada ves mas importante en un mundo convulsionado en el que, desafortunadamente, la materialidad ha sumido a individuos y sociedad en el desasosiego, la incertidumbre, la ansiedad, el estrés crónico, los miedos y temores infundados, etc.
En la civilización occidental y desde muy reciente también en la oriental (Japón, China), el inmoderado consumismo, el deseo de alcanzar éxitos y el miedo de perder lo que poseemos, constituyen dos de los mayores y más nefastos factores que atormentan nuestra mente, condicionando nuestros pensamientos, nuestras actitudes, nuestras acciones y por supuesto nuestra salud. Sin embargo, olvidamos que el amor, respeto y trato digno a los demás; el amor a sí mismo (autoestima), el respeto a la Naturaleza y el Medio Ambiente, al amor y excelencia hacia todo lo que se hace y cómo se hace (trabajo, estudio, etc.), una indispensable disciplina mental, el reconocimiento de la trascendencia de nuestras acciones y de nuestra propia vida, son requisitos indispensables para fundamentar nuestro bienestar y nuestra felicidad en los años de vida que transcurren entre nuestro nacimiento y nuestra muerte. Es preciso pues, buscar un equilibrio, tanto a nivel físico como a nivel mental y espiritual.
Bajo éstas condiciones la espiritualidad nos ayuda a responder a los eventos de mayor estrés e incertidumbre, promueve la salud y nos ayuda a adaptarnos a los desequilibrios de salud (trastornos o enfermedades). Cuando tenemos bienestar espiritual, somos capaces de agregar una razón y un valor a la vida, además de obtener y dar o compartir paz, armonía y contentamiento. De igual manera reflejamos o experimentamos las características humanas de compasión, honestidad, amor, sabiduría, y para muchos la existencia de una Luz o Guía espiritual. Por supuesto que cada persona tiene una dimensión espiritual única como parte de su proceso evolutivo en éste plano existencial.

A partir de la concepción antes descrita respecto a lo verdaderamente es y/o debería ser la salud, es claro que la mera exposición a un agente patógeno, por ejemplo un virus o bacteria, no tiene necesariamente que desembocar en la infección y desarrollo de enfermedad por parte del individuo expuesto, sino que dependerá del grado de vulnerabilidad inmunológica que éste presente, y a su vez, esa mayor o menor vulnerabilidad estará en relación con los hábitos de salud mental (optimismo, pesimismo, proactividad, indolencia, etc.), de salud emocional (alegría, tristeza, optimismo, pesimismo, seguridad, temor, etc.,), espiritual (paz interior), de cuidado de la salud física (dieta, tabaco, alcohol, práctica deportiva, horas de sueño, recreación, etc.), el ajuste psicológico (por ejemplo, los niveles de estrés) y social (disponibilidad de apoyo social, entre otros) de cada individuo.

Si bien nuestra vida se encuentra constantemente bajo la influencia de riesgos y circunstancias que pueden poner en peligro nuestro estado de bienestar general, tales como las condiciones genéticas hereditarias, el ambiente bioecológico y psicosocial donde nos encontramos inmersos, el cuidado diario para la salud que posee la persona y los estilos de vida o hábitos, es nuestra responsabilidad modificar todo comportamiento de riesgo hacia aquellos que sean saludables. Se considera que por lo menos el 84% de todos los factores que pueden causarnos la muerte pueden ser controlados por nosotros mismos. El único determinante de nuestra salud que no es posible de modificar es el factor genético.

Si desea consultar más acerca de los temas de salud, relación cuerpo-mente-espíritu y otros relacionados, le sugerimos revisar los siguientes artículos y documentos:
Medicina Holística
Salud Mental. Además puede descargar de aquí el libro de la Dra. Louise Hay: "Sana tu Cuerpo".
Salud y Nutrición
Salud Emocional y Salud Mental
Inteligencia Emocional en la Salud
Salud Mental y Equilibrio Emocional
La Salud y las Emociones
Las Emociones y la Salud Cardiaca
Emociones negativas y su impacto en la salud
Fibonacci y el Alma Humana: Lo intangible desvelado
Espiritualidad y Salud. Investigación
Salud y Enfermedad
Espiritualidad y Sistema Inmunológico
El Enfoque Bio-Psico_Social de la Salud






DHEA
Hormona anti-envejecimiento para mejorar la energía sexual, la salud ósea y vitalidad general en hombres y mujeres.


El DHEA (Dehydroepiandrosterona) es una “hormona madre” producida por las glándulas adrenales (suprarrenales) que están ubicadas en la parte superior de los riñones. En los hombres, el DHEA es también secretado por los testículos. El cuerpo convierte el DHEA en la hormona llamada androstenediona. La androstenediona es luego convertida en las principales hormonas masculinas y femeninas. Los niveles de DHEA parecen bajar a medida que la gente envejece. El nivel de DHEA también parece estar más bajo en las personas con algún trastorno como la depresión. Algunos investigadores piensan que si se reemplaza el DHEA perdido con suplementos se podrían prevenir algunas enfermedades y afecciones.

El DHEA (Dehydroepiandrosterona) es una hormona, que como se dicho, es producida en forma natural por el cuerpo. Se puede hacer en el laboratorio a partir de sustancias químicas que se encuentran en el ñame silvestre y la soja. El DHEA se utiliza para retardar o revertir el envejecimiento, para mejorar la habilidad para pensar en las personas mayores y para retardar el progreso de la enfermedad de Alzheimer. También es utilizado es utilizado por los hombres para la disfunción eréctil (DE), y, por mujeres sanas y mujeres que tienen bajos niveles de algunas hormonas, para mejorar el bienestar y la sexualidad. El cuerpo convierte el DHEA a estrógeno.
Algunas personas usan el DHEA para el tratamiento del lupus sistémico eritematoso (LSE), de los huesos débiles (osteoporosis), de la esclerosis múltiple (EM), de los niveles bajos de las hormonas esteroidales (enfermedad de Addison), de la depresión, de la esquizofrenia, del síndrome de fatiga crónica (SFC) y para retardar la progresión de la enfermedad de Parkinson. Se utiliza también para la prevención de las enfermedades del corazón, para el cáncer de mamas, la diabetes y el síndrome metabólico. El DHEA se usa para la pérdida de peso, para disminuir los síntomas de la menopausia y para estimular el sistema inmunológico. Las personas con VIH a veces usan el DHEA para aliviar la fatiga y la depresión. Las mujeres que han pasado la menopausia a veces usan DHEA en el interior de la vagina para reforzar las paredes de la vagina. También lo toman para aumentar la densidad mineral ósea.
Según Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) de los Estados Unidos, que clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, el DHEA, es "posiblemenente eficáz" para: •La esquizofrenia. El DHEA puede ser más eficaz en las mujeres que en los hombres. •Mejorar la apariencia de la piel en las personas de más edad. El tomar DHEA por vía oral parece aumentar la humedad y el espesor de la piel y disminuir la cantidad de “manchas en la cara debido a la vejez” en los hombres y mujeres de edad avanzada. •Mejorar la habilidad para poder tener una erección en los hombres que sufren de disfunción eréctil. Pero no parece ser eficaz si la disfunción eréctil se debe a la diabetes o a los trastornos de los nervios. •Mejorar los síntomas del lupus (LSE). El tomar DHEA por vía oral junto con el tratamiento convencional podría ayudar a reducir el número de veces que se presentan los síntomas y podría permitir una reducción de la dosis necesaria de los medicamentos de venta bajo receta médica. El DHEA podría también ayudar con los síntomas del LSE tales como los dolores musculares y las úlceras en la boca. El DHEA también parece fortalecer los huesos en los pacientes con LSE que están siendo tratados con altas dosis de esteroides (corticosteroides). •Los huesos débiles (osteoporosis). El tomar DHEA diariamente por vía oral parece mejorar la densidad mineral ósea (DMO) en las mujeres y hombres con osteoporosis u osteopenia (pre-osteoporosis). El DHEA también puede aumentar la DMO en las mujeres con el desorden alimenticio llamado anorexia nerviosa.

DHEA es un estrógeno natural y precursor de la testosterona que promueve una amplia gama de beneficios, tanto para hombres como para mujeres: Los beneficios anti-edad para ayudarle a verse y sentirse lo mejor posible; excelente para mantener la energía sexual saludable, mejorar la salud ósea y vitalidad general. Cada cápsula proporciona 100 mg de DHEA, un potente beneficio nutricional. ¡Redescubre tu pasión por la vida, con el apoyo hormonal antienvejecimiento de la DHEA!

Resulta muy útil y necesario hacer una referencia a la relación de la DHEA con la fertilidad, toda vez que cada día son más frecuentes los casos de dificultades reproductivas que afectan la relación de pareja y la estabilidad de los hogares.  Veamos algo al respecto: "la DHEA, es importante precursor para andrógenos y estrógenos por su ubicación en la vía de la esteroidogénesis pudiendo entonces ejercer acciones de acuerdo con las necesidades del organismo bien sea como andrógenos o como estrógenos. Durante el embarazo la DHEA sulfato es uno de los más importantes precursores para la producción placentaria de estrógenos obteniéndose tanto de síntesis materna como fetal. En el ovario hay una estrecha relación entre las concentraciones circulantes de DHEA sulfato y testosterona; luego de la entrada de DHEA al folículo es convertida a DHEA sulfato por una sulfatasa y ésta a su vez a androstenodiona y testosterona. De manera inversa la DHEA sulfato puede ser convertida a DHEA por medio de una reacción de hidrólisis. El metabolismo de la DHEA sulfato es lento manteniendo así unas concentraciones relativamente estables de DHEA siendo una prehormona importante especialmente en el ovario para la testosterona; la DHEA es en cambio metabolizada rápidamente y es el principal precursor esteroideo para la producción placentaria de estrógenos durante el embarazo. (Castro Cuenca, Carlos, Barón Castañeda, Germán. Verdades y Esperanzas de la Dehidroepiandrosterona. Rev. Col.de Menopausia. Vol.5 No.3, pp:6-8). Los estrógenos, estradiol y estrona, son formados a partir de DHEA (dehydroepiandrosterona) de las suprarrenales maternas y fetales.

Ver más información del producto....



Supreme DHEA for Intimacy
Apoyo hormonal para estimular la libido y el vigor sexual


Descubra su lado salvaje con esta fórmula explosiva sexual para hombres. Cada cápsula proporciona 25 mg., de DHEA -precursor de la testosterona- para estimular la libido y el vigor juvenil, enriquecido con una mezcla de hierbas tonificantes como yohimbe y damiana.
El Yohimbe (Pausinystalia johimbe) es el nombre de un árbol de hoja perenne que se encuentra en Zaire, Camerún y Gabón. La corteza de yohimbe contiene una sustancia química llamada yohimbina,que puede aumentar el flujo sanguíneo y los impulsos nerviosos en el pene o la vagina. También ayuda a contrarrestar los efectos secundarios sexuales de ciertos medicamentos utilizados para la depresión. El yohimbe se utiliza para provocar excitación sexual, para la disfunción eréctil (DE), para los problemas sexuales causados por medicamentos para la depresión llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y para los problemas sexuales generales en hombres y mujeres. También se utiliza para mejorar el rendimiento deportivo, para la pérdida de peso, el agotamiento, el dolor de pecho, la presión arterial alta, la presión arterial baja que ocurre al ponerse de pie, el dolor de nervios debido a la diabetes y para la depresión, junto con algunos otros medicamentos.  (MedLine Plus, Yohimbe).

Según Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales), que clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, el Yohimbe, "posiblemente es eficáz" para:
La disfunción eréctil (DE). Hay pruebas de que el ingrediente activo, la yohimbina, puede ser útil para la disfunción eréctil. Algunos herbolarios sugieren que la corteza de yohimbe realmente funciona mejor que el ingrediente yohimbina solo. Sin embargo, hasta ahora la corteza de yohimbe no ha sido evaluada en estudios de investigación.
Los problemas sexuales causados por los inhibidores selectivos de los recaptadores de serotonina (ISRS). Hay evidencia proveniente de muchos estudios que indica que el ingrediente activo, la yohimbina, puede mejorar los problemas sexuales asociados con esta clase de medicamentos que se usan para la depresión. Sin embargo, este beneficio no ha sido descrito específicamente para la corteza de yohimbe.

En cuanto a la Damiana (Turnera aphrodisiaca), posee propiedades estimulantes y afrodisíacas. La antigua civilización Maya usaba la Damiana para "marearse y perder el equilibrio", además por sus efectos afrodisíacos. Hoy en día las mujeres indígenas la toman para aumentar el disfrute sexual. La hoja y el tónico de la Damiana estuvo listado en el National Formulary (NF). Durante más de 100 años el uso de la Damiana ha estado asociado con el mejoramiento de la función sexual femenina y masculina. En Holanda la Damiana es reconocida por sus cualidades para potenciar la sexualidad y sus efectos positivos en los órganos reproductores. La farmacología de la planta sugiere que los alcaloides podrían actuar de manera similar a la testosterona. La composición química de la Damiana es compleja y sus componentes aún no han sido totalmente identificados. Sin embargo se sabe que contiene un 0,5-1% de aceites volátiles, gonzalitosina (glucósido cianógico), arbutina, tanina y damianina (una sustancia marrón y amarga). La hoja también contiene beta-sitosterol, el cual podría ser responsable de los efectos en los órganos sexuales.
La Damiana contiene arbutina, clorofila, aceites volátiles, resinas y taninos. También puede aliviar cefaleas y estimular el peristaltismo intestinal. Además de las formulaciones tradicionales (infusión de sus hojas o Tintura Madre), también se puede preparar sobre la base del extracto seco, en forma de comprimidos, sola o con otros elementos naturales con similar función como guaraná, yohimbina, ginseng, ginkgo biloba, vitaminas, DHEA, Zinc y el aminoácido L-arginina de importancia en el mecanismo erectivo. Actúa como tónico del sistema nervioso similar. Actúa sobre los centros espinales, estimulando la micción, erección y eyaculación. Se emplea en impotencia masculina y frigidez femenina, en especial si se debe a causa psíquica.

Supreme DHEA for Intimacy enriquecido con una mezcla de hierbas tonificantes como el Yohimbe (Pausinystalia yohimbe) y Damiana (Turnera diffusa o Turnera aphrodisiaca).

Ver más información del producto....



Maca
Hierba tradicional sudamericana utilizada para aumentar la libido en hombres y mujeres


Desde los albores de los tiempos, el hombre ha buscado sustancias para ayudar a animar la libido, potenciar la actividad sexual y estimular la experiencia íntima. Es así como se ha encontrado en el Perú una hierba, la Maca (Lepidium meyenii), un potenciador que estimula el deseo sexual en hombres y mujeres cuya de eficacia comprobada se remonta a los Incas.

Acerca de los beneficios de la Maca en la salud sexual de hombres y mujeres se han realizado diferentes estudios y revisiones (Gonzaléz et al. Effect of Lepidium meyenii -MACA- on sexual desire and its absent relationship with serum testosterone levels in adult healthy men; Dording, CM et al. A double-blind placebo-controlled trial of maca root as treatment for antidepressant-induced sexual dysfunction in women;Zenico, T. at al. Subjective effects of Lepidium meyenii (Maca) extract on well-being and sexual performances in patients with mild erectile dysfunction: a randomised, double-blind clinical trial; Shin, BC et al. Maca (L. meyenii) for improving sexual function: a systematic review), en los que se concluye que la Maca influye en el mejoramiento del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres (particularmente cuando han entrado en la etapa de la menopausia).

Nuestra Maca está concentrada para los niveles garantizados de componentes herbales activos. Cada cápsula contiene 500 mg de raíz de maca en un potente extracto 4:1.

Ver más información del producto....



L-Arginina
Mejora el flujo sanguíneo favoreciendo la estimulación sexual


Una erección normal depende de la acción coordinada de músculos, nervios y vasos sanguíneos. En el pene existen dos cuerpos cavernosos que lo recorren longitudinalmente, y que se llenan de sangre durante la erección, y un bulbo cavernoso por donde va la uretra, el conducto de evacuación de la orina y el semen. En las paredes de los pequeños vasos sanguíneos del pene, hay músculos que impulsan la sangre hacia los cuerpos cavernosos. Cuando el pene está fláccido, estos músculos están contraídos y dejan pasar una mínima cantidad de sangre. Cuando se da un estímulo sexual adecuado, el sistema nervioso, a través de los nervios autónomos (los que participan en las funciones involuntarias), provoca la relajación de estos músculos, produciéndose un aumento del flujo de sangre a los cuerpos cavernosos, y consiguiéndose la erección. A medida que el pene se expande, la presión aumenta y causa compresión en las venas que normalmente transportan la sangre de vuelta. Esto hace que haya más sangre fluyendo hacia el interior del pene que hacia afuera, y el pene se alarga. En la disfunción eréctil (impotencia), disminuye el flujo de sangre hacia el pene, lo cual dificulta la erección.

En reposo, sin estimulación sexual, el flujo de sangre dentro del pene es muy bajo, lo que lo mantiene en estado fláccido o no erecto. Cuando un hombre recibe estimulación sexual a través de cualquiera de los órganos de los sentidos: de la vista, del tacto, o de la imaginación, las arterias del pene se dilatan, y el flujo sanguíneo hacia el pene aumenta mucho. A medida que el pene se expande, las venas del pene -que tendrían que devolver la sangre del pene hacia la circulación de retorno- se comprimen, y la sangre no puede salir. Con un aumento en el flujo sanguíneo que entra y una reducción en el flujo que sale, el pene se vuelve cada vez más grande y se pone cada vez más duro. Este proceso de la sexualidad masculina se ve afectado cuando no hay flujo de sangre suficiente al pene en el momento de excitación sexual, generando disfunción eréctil.
La disfunción eréctil, también mal llamada impotencia, se refiere a la incapacidad de alcanzar o de mantener una erección en el pene suficiente para una relación sexual con penetración o coito. La disfunción eréctil puede ser el resultado de factores físicos y/o psicológicos.
Las causas físicas son las mas frecuentes y casi todos los casos de disfunción eréctil son un problema orgánico de falta de riego sanguíneo en el pene. Una erección requiere la interacción del cerebro, los nervios, las hormonas y los vasos sanguíneos. Cualquier cosa que interfiera con el proceso normal puede volverse un problema. Así, las situaciones que más frecuentemente producen impotencia son: abuso de drogas (alcohol, narcóticos, estimulantes) y agentes farmacológicos como los agentes anticolinérgicos, antihipertensores, disulfirán, los psicoterapéuticos, narcóticos y los estrógenos. También la pueden ocasionar insuficiencia del sistema de órganos como el circulatorio, cardiorespiratorio y el renal, así como algunas cirugías del tipo de la prostatectomía, cirugía vascular y de la espalda. Igualmente, el tabaquismo estrés, nerviosismo o sobrepeso. También enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos y restringen el flujo sanguíneo hacia el pene, como la diabetes, la hipertensión (tensión arterial alta), el exceso de colesterol, o las enfermedades cardíacas. Menos frecuente son las situaciones que interrumpen la conexión entre el sistema nervioso y el pene, como la cirugía de próstata o los traumatismos de la columna vertebral. Un nivel bajo de testosterona, la hormona sexual masculina, o una depresión también, pueden provocar problemas de erección.

Los principales factores psicológicos que pueden producir una disfunción eréctil son la ansiedad, el estrés y la depresión. Pueden interferir con la producción normal de hormonas del organismo y la forma en que el cerebro responde a ellas, impidiendo la erección.

En cuanto a las causas farmacológicas, algunas medicaciones también pueden causar disfunción eréctil, entre ellas los medicamentos para el tratamiento de la hipertensión arterial, la ansiedad y la depresión. Si un hombre con diabetes está experimentando una disfunción eréctil, lo primero que hay que revisar es la medicación que está tomando.

Por todos los factores anteriores, solos o combinados, el pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección, generalmente porque no llega en suficiente cantidad.

En resumen, las erecciones comienzan en el cerebro y son causadas por la estimulación del nervio. El cerebro envía señales al pene, los vasos se dilatan, los músculos que protegen la entrada de tejido esponjoso se relajan y dejan que la sangre entre en el tejido cavernoso. Para lograr la erección, es importante que el flujo de sangre sea abundante. L-Arginina Super Strength (900 mg) permite que el cuerpo fabrique óxido nítrico (NO), el cual está implicado en el proceso de erección y causa la relajación de las células lisas, promoviendo el aumento del flujo de la sangre a las arterias del pene. En 1994 se realizó un estudio clínico con 15 hombres impotentes. Los resultados demostraron la eficacia de la Arginina para tratar la disfunción eréctil. Se dio un suplemento de Arginina a base de 2,8g por día durante dos semanas. 6 de los hombres, el 40%, reaccionaron positivamente al tratamiento mostrando una notable mejoría en su erección. Mientras tanto, los que tomaron el placebo, no vieron ninguna mejoría. Quienes mejores resultados obtuvieron fueron los que tenían alrededor de 37 años, mientras los que nos lograron mejorías fueron los de edad cercana a 55 años. La Arginina mejora el sistema inmunológico y la masa muscular. Puede también hacer frente con eficacia a la disfunción eréctil y a la disfunción sexual femenina. La Arginina también controla la secreción de ciertas hormonas, como la del crecimiento. La Arginina también es importante en la eliminación del amoníaco del cuerpo, el proceso de cicatrización de las heridas y la división celular. La falta de Arginina puede conducir a la constipación, esteatosis hepática (hígado graso, hepatitis o degeneración grasa), erupciones cutáneas, pérdida de cabello y mala cicatrización de las heridas.

Ver más información del producto....




   

La información contenida en esta Web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnóstico médico, psicológico o de ningún otro tipo. De ninguna forma intenta sustituir el consejo de un profesional medico. Las decisiones relativas a la salud de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente. La información aquí suministrada complementa la atención recibida por su médico.
 

INICIO  |  CONTÁCTENOS

Copyright © 2007 www.colombialomejor.com
Todos los Derechos Reservados.