Salud de la Vista

El Sentido de la Vista es el que permite al hombre conocer el medio que lo rodea y relacionarse con sus semejantes. Las imágenes visuales le proporcionan a través del ojo, información sobre el color, la forma, la distancia, posición y movimientos de los objetos. El ojo cuenta con distintas estructuras que lo protegen: la cavidad ósea, llamada órbita, que lo contiene. Luego, los párpados, formados por un repliegue de la piel que lo rodea, la glándula lagrimal situada en el ángulo superior externo de la órbita. Su secreción mantiene al ojo húmedo. Se trata de un medio de defensa y de limpieza, que además evita que se seque la cara anterior a la córnea. Finalmente, están las pestañas y las cejas. Ellas desvían las gotas de sudor provenientes de la frente, que podrían llegar hasta los ojos.
El ojo humano es un órgano fotorreceptor, cuya función consiste en recibir los rayos luminosos procedentes de los objetos presentes en el mundo exterior y transformarlos en impulsos eléctricos que son conducidos al centro nervioso de la visión en el cerebro . En los ojos, hay muchas partes diferentes que nos ayudan a crear la visión. La luz pasa a través de la córnea, que es la superficie transparente, en forma de cúpula, que cubre la parte delantera del ojo. La córnea desvía o refracta la luz que entra al ojo. El iris, la parte coloreada del ojo, regula el tamaño de la pupila, la abertura que controla la cantidad de luz que entra al ojo. Detrás de la pupila, está el cristalino, una parte transparente del ojo que enfoca aun más la luz o las imágenes en la retina. La retina es un tejido delgado, delicado, fotosensible, que contiene células “fotorreceptoras” especiales que transforman la luz en señales eléctricas. Estas señales eléctricas se siguen procesando y luego viajan desde la retina del ojo al cerebro a través del nervio óptico, un conjunto de alrededor de un millón de fibras nerviosas. “Vemos” con nuestro cerebro; los ojos recogen la información visual e inician este complejo proceso.






La Salud Visual, es la ausencia de enfermedad ocular, acompañada de una buena agudeza visual. Esta agudeza visual, en algunos casos (hipermiopía, miopía, astigmatismo), puede requerir la asistencia de unas gafas, pero eso no quiere decir que el ojo tenga una enfermedad. Cuidarse es tener hábitos saludables, una dieta sana, una ingesta adecuada de vitaminas (A, C, E...), ya sea a través de la alimentación o de suplementos, y el consumo de elementos antioxidantes (presentes alimentos y suplementos) que se ha demostrado tienen beneficios para la salud en general y, en concreto, para la salud ocular.

Problemas de visión. Los problemas de visión más comunes son los errores de refracción, conocidos más comúnmente como vista corta (miopía), hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Los errores de refracción ocurren cuando la forma del ojo evita que la luz se enfoque directamente en la retina. El largo del globo ocular (más corto o más largo), ciertos cambios en la forma de la córnea o el envejecimiento del cristalino pueden causar errores de refracción. La mayoría de las personas tiene una o más de estas enfermedades.

La Miopía es un trastorno en que los objetos cercanos se ven con claridad, mientras que los objetos lejanos se ven borrosos. Con la miopía, la luz se enfoca delante de la retina en vez de hacerlo sobre la retina. La miopía ocurre en ojos que enfocan las imágenes delante de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina. Esto puede resultar en una visión borrosa. Ocurre cuando el globo ocular es demasiado largo y evita que la luz que viene entrando se enfoque directamente sobre la retina. También puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen forma anormal. Algunos de los signos y síntomas de la miopía incluyen: Dolores de cabeza, fatiga visual, entrecerrar los ojos para ver, dificultad para ver objetos lejanos.


La Hipermetropía, también llamada hiperopía, es un tipo de error de refracción común donde se puede ver los objetos distantes con mayor claridad que los objetos cercanos. La hipermetropía ocurre en ojos que enfocan las imágenes detrás de la retina en lugar de hacerlo sobre la retina. Esto puede resultar en una visión borrosa. Ocurre cuando el globo ocular es demasiado corto, lo que evita que la luz que viene entrando se enfoque directamente sobre la retina. También puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen forma anormal.
Sin embargo, las personas experimentan la hipermetropía de formas diferentes. Puede que algunas personas no noten ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Mientras para las personas con una hipermetropía considerable, la visión puede ser borrosa para objetos a cualquier distancia, sean de cerca o de lejos.
Los síntomas de la hipermetropía varían de una persona a otra. Algunos signos y síntomas comunes de hipermetropía incluyen: Dolores de cabeza, fatiga visual, entrecerrar los ojos para ver, visión borrosa, especialmente para objetos cercanos.

El Astigmatismo es un trastorno en el que el ojo no enfoca la luz de forma pareja sobre la retina, el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo. Esto puede hacer que las imágenes se vean borrosas o alargadas. El astigmatismo ocurre cuando la luz se desvía de manera diferente, dependiendo del lugar donde impacte en la córnea, y pasa a través del globo ocular. La córnea de un ojo normal tiene una curvatura como la de una pelota de baloncesto. Es igual de redonda en todas las áreas. Un ojo con astigmatismo tiene una córnea con una curvatura similar a la de una pelota de fútbol americano. Tiene algunas áreas más inclinadas o más redondeadas que otras. Esto puede causar que las imágenes se vean borrosas o alargadas.
Los signos y síntomas del astigmatismo incluyen: Dolores de cabeza, fatiga visual, entrecerrar los ojos para ver, visión distorsionada o borrosa a cualquier distancia, dificultad para manejar por la noche.

La Presbicia es una condición relacionada con la edad en la que la capacidad de enfocar de cerca se vuelve más difícil. A medida que el ojo envejece, el cristalino ya no puede cambiar de forma lo suficiente para permitir que el ojo enfoque en los objetos cercanos con claridad. La presbicia afecta a la mayoría de los adultos de más de 35 años de edad. La presbicia ocurre de manera natural en las personas a medida que envejecen. El ojo no es capaz de enfocar la luz directamente sobre la retina debido al endurecimiento del cristalino natural. El envejecimiento también afecta las fibras musculares alrededor del cristalino. Esto dificulta que el ojo enfoque en los objetos cercanos. Un cristalino ineficaz hace que la luz se enfoque detrás de la retina y esto causa que empeore la visión de cerca. En la juventud el cristalino es blando y flexible lo que permite que los pequeños músculos dentro del ojo cambien fácilmente la forma del cristalino para que pueda enfocarse en objetos cercanos o lejanos.
Los signos y síntomas de la presbicia, incluyen: Dificultad para leer letras pequeñas, tener que sostener lo que lee a una distancia mayor que el largo del brazo, problemas para ver los objetos cercanos, dolores de cabeza, fatiga visual.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los errores de refracción? La visión borrosa es el síntoma más común de los errores de refracción. Otros síntomas pueden incluir: Visión doble, Visión nublada, Luz deslumbrante o halos alrededor de luces brillantes, Entrecerrar los ojos para ver, Dolores de cabeza, Fatiga visual.

Problemas Oculares y Pérdida de la Visión
"Baja visión", discapacidad visual o la falta de la vista, significa que la vista de una persona no se puede corregir a pesar de usar anteojos, lentes de contacto, medicamentos, o después de una cirugía. La discapacidad visual puede variar de leve a grave. Las tareas diarias se vuelven difíciles de hacer. Se hace difícil poder leer, hacer las compras, cocinar, ver televisión y escribir.

¿Cómo saber si de tiene "Baja visión?. Hay muchas señales. Por ejemplo, aunque tenga los anteojos puestos, ¿le resulta difícil hacer alguna de estas cosas?:

  • Reconocer las caras de sus amigos y familiares;
  • Ver bien de cerca como por ejemplo cuando lee, cocina, cose o arregla cosas en la casa;
  • Elegir y combinar los colores de la ropa que se va a poner;
  • Hacer cosas en el trabajo o en la casa porque las luces parecen más oscuras que antes;
  • Leer los carteles de la calle o del autobús, o los letreros de las tiendas.

    ¿Qué causa la baja visión? La mayoría de las personas desarrollan baja visión debido a problemas oculares . Algunos problemas oculares son menores y efímeros. Pero otros, pueden causar pérdida de la visión permanente. Los problemas oculares comunes incluyen:

    Degeneración macular: La mácula está localizada en el centro de la retina, el tejido sensible a la luz situado en el fondo del ojo. La retina inmediatamente convierte la luz o una imagen en impulsos eléctricos y envía estos impulsos, o señales nerviosas, al cerebro..La Degeneración macular relacionada con la edad (AMD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad que afecta la visión central clara que se necesita para realizar las actividades en las que hay que ver directamente hacia delante como la lectura, la costura y el conducir. La degeneración macular afecta la mácula, la parte del ojo que permite ver los detalles pequeños. La degeneración macular no causa dolor. En algunos casos, la degeneración macular relacionada con la edad avanza tan lentamente que las personas no notan cambio alguno en su visión. En otros casos, la enfermedad progresa más rápidamente y puede causar una pérdida de la visión en ambos ojos. La degeneración macular es una de las causas principales de la pérdida de visión en los mayores de 60 años.

    Cataratas: una catarata es el nublamiento u opacamiento del lente ocular llamado el cristalino, afectando la visión. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el envejecimiento. Las cataratas son muy comunes en las personas mayores. La catarata puede ocurrir en uno o en ambos ojos. La catarata no se transmite de un ojo al otro.
    El riesgo de cataratas aumenta al envejecer. Otros factores de riesgo para las cataratas son: Ciertas enfermedades (por ejemplo, la diabetes); comportamientos individuales (uso de tabaco o alcohol); el medio ambiente (exposición prolongada a los rayos ultravioletas del sol).
    Los síntomas comunes son: Vista borrosa; colores que parecen desteñidos; resplandor alrededor de las luces; dificultad para ver bien de noche; ver doble; Cambios frecuentes en las recetas de sus lentes.
    Las cataratas suelen aparecer lentamente. El uso de anteojos nuevos, la iluminación más brillante, anteojos de sol antireflejo o lentes de aumento puede ayudar al principio. El uso de anteojos de sol y sombrero con visera que bloquee la luz ultravioleta pueden ayudar a demorar la aparición de cataratas.

    Glaucoma: El glaucoma es una enfermedad de los ojos que ocurre cuando la presión del líquido que se encuentra dentro de los ojos aumenta gradualmente. Este aumento de presión puede causar pérdida de visión y hasta ceguera. El glaucoma de ángulo abierto, el tipo más común de glaucoma.
    Causas. Delante del ojo, existe un espacio pequeño que se llama "cámara anterior". El líquido del ojo entra y sale por este espacio para humedecer y nutrir los tejidos. Por razones que hasta el día de hoy son desconocidas, cuando una persona tiene glaucoma, el líquido sale muy lentamente del ojo. Esto hace que el líquido se acumule y aumente la presión dentro del ojo. Si la presión no se controla, puede dañar el nervio óptico al igual que otras partes del ojo y causar pérdida de visión.
    Síntomas. Al comienzo, no hay síntomas. La vista permanece normal y no hay dolor. Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, la persona con glaucoma puede notar que la visión lateral le comienza a fallar. Es decir, es posible que siga viendo bien hacia el frente, pero no de lado. Según avanza la enfermedad, el campo visual se va reduciendo y lleva a la ceguera.

    Enfermedades de la retina: La retina es una capa de tejido en la parte posterior del ojo que percibe la luz y envía las imágenes al cerebro. En el centro de este tejido nervioso se encuentra la mácula. La mácula permite enfocar la vista hacia el centro y la agudeza necesaria para leer, conducir y ver claramente los detalles. Las enfermedades de la retina afectan este importante tejido. Puede afectarle la vista y algunas pueden ser lo suficientemente graves como para causar ceguera. Algunos ejemplos son: Desprendimiento de la retina: una urgencia médica, cuando la retina se despega de la parte posterior del ojo; Degeneración macular: presencia de tejido cicatricial en la mácula; Agujero macular: pequeña ruptura en la mácula que suele ocurrir en personas mayores de 60 años; Cuerpos flotantes: telarañas o pequeñas manchas en el campo de la vista.

    Conjuntivitis: es una inflamación de la conjuntiva, la fina membrana transparente que cubre tanto la esclerótica (el blanco del ojo) como la superficie interna de los párpados. Su síntoma característico es el enrojecimiento ocular (también denominado popularmente “ojo rojo”).
    La conjuntivitis puede estar provocada por muchas de las bacterias y virus que provocan los catarros y otras infecciones —incluyendo las infecciones de oído, las infecciones de senos nasales y el dolor de garganta— y también por el mismo tipo de bacterias que provocan la clamidiosis y la gonorrea, dos enfermedades de transmisión sexual (ETS).
    La conjuntivitis también puede estar provocada por una alergia. Estos casos tienden a darse más frecuentemente en niños que también tienen otras reacciones alérgicas, como la fiebre del heno (también conocida como rinitis alérgica). Algunos de los desencadenantes de la conjuntivitis alérgica son el césped, el polen, la caspa animal y los ácaros del polvo. A veces, determinadas sustancias que hay en el medio ambiente irritan los ojos y provocan una conjuntivitis, por ejemplo, algunos productos químicos (como el cloro y el jabón) y algunos contaminantes aéreos (como el humo y algunos vapores).

    Su mejor defensa contra las Enfermedades de la Visión, es hacerse chequeos regulares, porque las enfermedades del ojo no siempre tienen síntomas. La detección temprana y el tratamiento precoz pueden prevenir la ceguera. Si presenta cambios repentinos en la vista, tiene la vista borrosa o ve destellos de luz, presenta dolor, ve doble, presenta secreción líquida en el ojo e inflamación, busque inmediatamente la ayuda de un Oftalmólogo.
    Nota: Un Oftalmólogo es el médico que trata los Problemas oculares, mediante tratamientos médicos en clínica y, en caso de ser necesario, practica cirugías. El Oftalmólogo es el anatomo-patólogo del ojo.
    Por su parte el Optómetra, es un profesional que no es médico, que trata los Problemas visuales mediante procedimientos científicos que no incluyen medicinas o cirugía alguna. El Optómetra es el físico-fisiólogo de la visión. Recuérdese que los Problemas visuales o condiciones ópticas del ojo sano, mal llamados "enfermedades oculares", son simples condiciones anómalas del enfoque óptico (hipermetropía, miopía, astigmatismo, presbicia) de la acomodación o convergencia , que tienen su origen en los defectos refractivos o anomalías sensoriales de la visión mono y binocular.


    Si desea conocer más acerca del tema de Ojos y Visión: anatomía, fisiología, enfermedades y problemas, etc., puede consultar los siguientes artículos:

  • Los Ojos
  • Ojos y Visión
  • El Cuidado de los Ojos: mitos y realidades
  • Consejos simples para tener Ojos Sanos
  • Problemas y pérdida de la visión
  • Enfermedades de los Ojos
  • Anteojos, lentes de contacto y protección ocular
  • ¡Ojo con su visión! Sepa qué hacer si tiene "baja visión"
  • Degeneración macular audiovideo.
  • Conjuntivitis.
  • Una dieta rica en antioxidantes puede beneficiar la salud ocular.





    Vision Essentials. Fundamentos de la Visión
    Una Fórmula Óptima para la Salud Ocular.


    Vision Essentials, es una fórmula especial que incluye un complejo de vitaminas y nutrientes como las vitaminas A, C, E, B-2; la Luteína, la Zeaxanthina y el Zinc que son conocidos por sus beneficios para la salud de la visión. Esta fórmula especial enriquecida con antioxidantes como la Quercitina, la Taurina, el L-Glutatione, ayudan a proteger los delicados tejidos oculares de los dañinos radicales libres.

    Vitamina A o Retinol posee tan gran número de funciones importantes en el organismo que la hacen elemento indispensable, entre ellas las relacionadas con la visión. La vitamina A (retinol) forma parte de la rodopsina. Los conos y bastoncillos captan el retinol unido a su proteína transportadora en el plasma (RBP) y lo transforman en la forma activa 11-cis-retinal. De tal manera, posee un papel fundamental en la función de la retina -es necesaria para el funcionamiento normal de los bastoncillos de la retina, células que son las responsables principales de la visión con poca luz- y es imprescindible para la integridad de las células epiteliales a la vez que mantiene y estimula el tono funcional, tan fundamental para los procesos defensivos del organismo. La deficiencia de vitamina A causa metalopía (“ceguera nocturna”) y úlceras en la córnea por alteración del epitelio.
    La vitamina A y los compuestos con actividad de retinol modulan una amplia diversidad de procesos biológicos y participan en la diferenciación de células del sistema inmune especializadas en tejidos.
    Tal como hemos mencionado, la Vitamina A o Retinol, favorece la visión y nos ayuda a ver mucho mejor en la oscuridad. En el segmento exterior de los bastoncillos de la retina, el 11-cis retinal se combina con la opsina, proteína unida a la membrana, para producir la rodopsina que participa en la visión en condiciones de la iluminación baja. Complejos similares se forman en los conos para producir tres iodopsinas específicas con diferentes máximos de absorción dando lugar a los conos azules, verdes y rojos utilizados para la visión a colores. Cuando la luz llega a la retina ocurre una serie de cambios bioquímicos complejos lo cual resulta en la generación de un impulso nervioso. El 11-cis retinal se convierte a la forma todo-trans y se disocia del pigmento visual. La regeneración de más pigmento visual requiere la isomerización nuevamente a la forma 11-cis. Cuando hay deficiencia de Vitamina A, se reduce el suministro de retinal con el deterioro consiguiente de la función de los bastoncillos. En la deficiencia de vitamina A, las células productoras de queratina reemplazan a las células secretoras de moco en muchos tejidos epiteliales del cuerpo. Esto es la base del proceso anormal denominado xerosis, que resulta en el secado de la conjuntiva y la córnea  y el cual puede ser revertido por la vitamina A.
    El retinol también ayuda en el proceso de formación de las mucosas corporales, tejidos blandos, huesos, dientes y por supuesto la piel. Además, es esencial a nivel de desarrollo celular y reparación de células de las mucosas, epitelios, piel, visión, uñas y cabello. A nivel del sistema inmunológico, el retinol es muy importante para prevenir enfermedades infecciosas, especialmente aquellas del aparato respiratorio, ya que crea barreras que impide el paso de ciertos microorganismos bacteriológicos.

    Vitamina E. La actividad antioxidante de la vitamina E impide la peroxidación lipídica de las membranas y juega un importante papel en la protección del epitelio pigmentario de la retina. La Vitamina E, se encuentra naturalmente en aceites vegetales: girasol, maíz, soja, oliva; frutos secos: avellana, almendras, cacahuete.
    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que presta asesoramiento científico a los responsables políticos, ha confirmado que se han demostrado unos claros beneficios para la salud de la ingesta de vitamina E en la dieta, ya que en el caso de la visión, contribuye a proteger contra el enturbiamiento de las lentes de los ojos (cataratas) y un progresivo deterioro de la retina, la parte posterior del ojo (degeneración macular asociada a la edad, DMAE). Estas dos afecciones tienden a darse con la edad, causando una pérdida de visión. Lo anterior debido a su acción antioxidante. de ahí que para minimizar el riesgo de estas afecciones oculares, los expertos recomiendan dietas ricas en vitamina E, vitamina C y carotenoides.
    La Uveítis es otro trastorno ocular para el que podrían ser útiles los antioxidantes vitamina E y vitamina C. Un estudio clínico de pacientes con uveítis halló que aquellos que tomaban vitamina E y C veían más claramente que los que tomaban una pastilla de placebo. La uveítis es una inflamación de la úvea, la capa intermedia del ojo que se encuentra entre la esclerótica (blanco del ojo) y la retina. La úvea contiene muchos de los vasos sanguíneos que alimentan los ojos, por lo que una inflamación de esta área puede afectar a varias partes importantes del ojo.

    La combinación de la Vitamina E con Vitamina B2 (también beneficiosa para la vista) combinadas producen un efecto aun mejor.

    El ácido ascórbico (vitamina C) por su alto poder antioxidante, junto con los carotenoides y la vitamina E, actúan sinérgicamente permitiendo su regeneración después de ser oxidada por las especies reactivas de oxígeno originadas en el metabolismo retiniano.

    Vitamina B2 o Riboflavina, integrante de las vitaminas de familia B (vitamina b1, vitamina b3, vitamina b5, vitamina b6), es un componente indispensable para la salud de la piel y también de las mucosas del cuerpo. También esta relacionada con la actividad ocular, ya que le proporciona el correspondiente oxigeno a la cornea para que pueda funcionar adecuadamente y evitar enfermedades de visión.

    Los Carotenoides son los componentes de las plantas que dan a los alimentos colores vivos y aspecto saludable. Por ejemplo, a la naranja, la zanahoria o el rojo al pimiento. El grupo incluye betacarotenos (naranjas), licopenos (rojos) y xantofilas, luteína y su isómero zeaxantina (amarillos). De los los 600 carotenoides naturales, 50 se encuentran en los alimentos y 6 se encuentran en plasma humano. Sólo dos se encuentran en el ojo humano: luteína y zeaxantina.

    La Luteina es un carotenoide, o sea un pigmento o colorante natural, que se halla en vegetales de hoja verde como la espinaca, el brócoli, las coles de Bruselas, los guisantes, la calabaza; en varias frutas, en el maíz, en la yema de huevo. Las fuentes más comunes de luteína son las espinacas,  la yema de huevo y el maíz. Recientemente se ha descubierto que la luteína de los huevos tiene unas tres veces más biodisponibilidad que una cantidad igual de espinacas cocidas o una ingesta de suplemento. Se vincula la luteina a la salud de los ojos – al reducir el riesgo de degeneración macular – y de la piel. Como antioxidante que es, la luteina parece reducir los radicales libres dañinos en varias partes del cuerpo. Esos radicales libres juegan un papel en varias enfermedades crónicas. También filtra las ondas azules de alta energía del espectro visible de la luz. Se cree que la luz azul, tanto artificial como del sol, produce una carga oxidante y posible daño de los radicales libres en los órganos humanos expuestos a la luz, tales como los ojos y la piel. La luz azul no es la misma que las ondas A y B de los rayos ultravioleta comunes en el espectro invisible.

    La Zeaxantina es el pigmento principal del maíz amarillo “Zea mays” de donde deriva su nombre. También es producido por ciertas bacterias tal como Flavobacterium multivorurn, las cuales son de color amarillo. Las yemas de los huevos de gallina son una rica fuente alimenticia de luteína y de zeaxantina. Las fuentes más comunes de la zeaxantina son el maíz dulce, el caqui (Diospyros kaki), las espinacas crudas, el repollo, la lechuga, las espinacas cocidas y la col rizada. En palabras sencillas podemos decir que la luteína y la zeaxantina son oftalmoprotectoras. Están en forma natural presentes en la mácula de la retina humana y filtran a la luz azul potencialmente tóxica y a la radiación cercana a la ultravioleta. El efecto protector se debe en parte a las especies de oxígeno reactivo extinguiéndose por la capacidad de estos carotenoides. Además la luteína y la zeaxantina son más estables a la descomposición por otros prooxidantes que otros carotenoides tales como el beta caroteno y el licopeno. La zeaxantina es el pigmento dominante en la fóvea, región en el centro de la mácula. La cantidad de zeaxantina gradualmente disminuye y la cantidad de luteína aumenta en la región alrededor de la fóvea y la luteína es el pigmento predominante en la periferia de la mácula. La zeaxantina la cual se conjuga totalmente (la luteína no) puede ofrecer una protección algo mejor que la luteína contra el daño fototóxico causado por el azul y la radiación luminosa cercana a la ultravioleta

    La Luteína y Zeaxantina se encuentran en la mácula lútea del ojo que se conoce como el "punto amarillo" en la retina. Funcionan absorbiendo la luz UV-azul y actúan como antioxidantes para proteger a las células de los daños de los radicales libres. Además de estar presente en el ojo, la luteína y zeaxantina también se encuentran en concentraciones variables de suero en sangre, tejido adiposo, tejido mamario y la leche materna. Los humanos somos incapaces de sintetizar luteína y zeaxantina. El USDA informa de que la ingesta dietética se produce en la proporción 5 a 1 de luteína a zeaxantina.

    Trastornos oculares asociados a la edad Diversos estudios han sugerido que la luteína y zeaxantina podrían disminuir el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y cataratas. Un estudio de pacientes con cataratas o DMAE halló que una suplementación con luteína a largo plazo mejoraba ligeramente la agudeza visual y la sensibilidad al resplandor. Capacidad visual frente al resplandor Puesto que se cree que la luteína y zeaxantina bloquean la luz azul y protegen contra la luz fuerte, podrían aumentar la tolerancia de los ojos frente a las luces fuertes (p. ej., el resplandor del sol). Un estudio con personas sanas sugirió que la suplementación con luteína y zeaxantina podrían ayudar a resistir la luz intensa y disminuir el tiempo necesario para recuperarse de un fuerte resplandor.

    El Zinc es un mineral que forma parte de más de 300 enzimas que se requieren para cerrar heridas, sintetizar proteínas, ayudar a las células a reproducirse, preservar la visión y estimular la inmunidad  y protegernos contra los radicales libres, entre otras funciones. El zinc está en las células de todo nuestro cuerpo. De hecho, el zinc funciona en más reacciones enzimáticas que cualquier otro mineral. Los requerimientos diarios de un adulto, son de 15 miligramos. El zinc también está involucrado de manera muy importantes en todos los aspectos de la inmunidad (sistema inmunológico). Cuando los niveles de zinc están bajos, el número de células T disminuye, los niveles de la hormona del timo disminuyen y cesan muchas funciones de los leucocitos que son críticas para la respuesta inmunológica.
    El zinc en dosis altas, inhibe la degeneración de la mácula que es parte integral del progreso de la degeneración macular asociada con la edad y ayuda a prevenir la pérdida de la visión en los pacientes con este tipo de degeneración macular. El zinc retrasa el progreso posterior de las cataratas. Se ha encontrado científicamente, que la ceguera nocturna puede ocurrir como resultado de la deficiencia de zinc (debido al papel de zinc en la activación de la retinol dehidrogenasa – la enzima que cataliza la conversión de retinal en retinol). Los estudios corroboran que el zinc es requerido para el funcionamiento óptimo del nervio óptico. También sabemos que existen altas concentraciones de zinc en la retina de los ojos. El uso concomitante de ciertos medicamentos como el captopril, clortalidona, diuréticos tiacídicos interfieren con la complementación de zinc al aumentar la eliminación urinaria de zinc. De igual manera, el consumo concomitante de café puede disminuir hasta en un 50% la absorción del zinc.

    La Quercitina o Quercetina es un flavonoide ampliamente distribuido en el reino vegetal. Se trata de un compuesto polifenólico presente naturalmente en vegetales, frutas, bebidas no alcohólicas y plantas medicinales como el Ginkgo biloba, Tilia spp, Aesculus hippocastanum, etc. Abunda en manzanas, cebollas, tés y vino tinto, en donde aparece como glucósido. Entre las principales virtudes de la quercetina destaca su poder removedor sobre los radicales libres (poder antioxidante), ejerciendo un papel citoprotector en situaciones de peligro de daño celular.

    En el caso de los problemas oculares, Como es conocido, las cataratas suelen ser una complicación relativamente común de cuadros diabéticos. Entre los mecanismos de acción se ha descubierto el papel generador de cataratas de la enzima aldolasa-reductasa. Al respecto, distintas experiencias han demostrado la actividad inhibitoria de la quercetina sobre dicha enzima, la cual sería de tipo no competitivo y una de las más potentes entre los diferentes agentes inhibidores ensayados. Así lo han evidenciado algunos trabajos en animales bajo inducción de agentes promotores de cataratas como el naftaleno. Los animales que fueron alimentados en su dieta con 200-400 mg/k o que fueron tratados con colirios de quercetina evidenciaron un retardo importante en la formación de cataratas.

    La Taurina es un aminoácido no esencial que se halla en forma natural en el cuerpo y en los alimentos (principalmente en la proteína animal). Su nombre se deriva de Bos Taurus (bilis de buey) de la cual fue aislada por primera vez hace más de 150 años. Difiere de la mayoría de los otros aminoácidos, en que no se incorpora a las proteínas, sino que existe como un aminoácido libre en la mayoría de los tejidos animales y es uno de los aminoácidos más abundantes donde hay alta actividad eléctrica, en ojos, en el cerebro, los músculos, el corazón, las plaquetas, y el sistema nervioso en desarrollo, y sus niveles sanguíneos declinan con la edad. La taurina se sintetiza en el hígado a partir de los aminoácidos cisteína y metionina y la acción enzimática de la vitamina B6. La Taurina es un factor importante para el desarrollo y el mantenimiento de la morfología y las funciones normales de la retina, y posee un rol significativo durante el desarrollo cerebral, modulando los procesos de diferenciación, migración, desarrollo y regeneración del Sistema Nervioso Central (SNC), además posee un efecto protector en el daño neuronal producido por el neurotransmisor glutamato, y uno de los mecanismos por los cuales ejerce su efecto es previniendo o reduciendo la elevación de Ca2+ intracelular que produce el glutamato.

    El Glutation en estado reducido GSH (también exite en estado oxidado GSSG) es un antioxidante, y protege a las células de toxinas tales como los radicales libres. Se le considera como un gran antioxidante, regulador de la actividad celular. Sin la protección contra el daño oxidativo que ofrece el glutatión, las células pueden ser dañadas o morir. Se sabe que el envejecimiento va acompañado de una precipitada caída de nuestros niveles de glutatión. Estos niveles bajos también se encuentran a menudo en varias enfermedades asociadas con el envejecimiento, tales como cataratas, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, arterioesclerosis y otras.
    El poder antioxidante, desintoxicante y regenerador de GSH es esencial para la salud y la longevidad. Las carencias de Glutation afectan principalmente a los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y el tejido nervioso. Todas las células producen compuestos oxidativos y los niveles de GSH son estrictamente correlativos con la funcionalidad de las células. Todos los tipos de estrés, incluyendo el estrés emocional, el estrés químico, la radiación y los metales pesados incrementan el estrés oxidativo. Por ello en la vida moderna hay una necesidad alta de GSH y de los antioxidantes que optimizan su actividad.

    Más información sobre el producto...


    Si desea consultar mayor información acerca de los carotenoides en su relación con la salud ocular, puede revisar los siguientes artículos y documentos:
    Los carotenoides en los alimentos. Lutein y Zeaxantin.
    Manual de Apoyo Científico.
    La retinopatía y el soporte nutricional
    Biodisponibilidad y efecto anti-hipertensivo de la Quercitina Tesis Doctoral Dra. Pilar Galindo Gallardo.




    Lutein&Zeaxanthina
    Para mantener una visión saludable con abundantes niveles de luteína y zeaxantina.


    Luteína y Zeaxantina son pigmentos de color amarillo, solubles en grasa, que se concentran en la macula, que es la parte central de la retina, la que nos permite tener visión aguda. A diferencia de otros carotenos como el beta caroteno, el alfa caroteno y el beta cryptoxantina, la luteína y la zeaxantina no son precursores de la vitamina A ya que no se convierten en retinol, que es una forma activa de esta vitamina. El papel fundamental de la luteína y la zeaxantina es evitar la formación de radicales libres y de moléculas oxidativas, que son las causantes de los daños en las membranas de las células de los tejidos oculares. Su función es proteger a la macula y al cristalino de la acción oxidante de la luz. Luteína y zeaxantina reducen el daño oxidativa provocado por la luz azul, como han demostrado algunos estudios y, además protegen al ojo frente a reacciones fotoquímicas debido a la capacidad antioxidante que ambas poseen. La distribución de luteína y zeaxantina en los ojos podría indicar que cumplen diversas funciones. La zeaxantina es el componente dominante del centro de la macula, mientras que la luteína predomina mas bien en los bordes exteriores de la misma. Se piensa que tanto la luteína como la zeaxantina podrían ejercer varias funciones a través de diversos mecanismos ópticos, pero todavía falta mucho por investigar. Los estudios de observación que se han efectuado indican que una dieta alta en luteína y zeaxantina podría reducir tanto el riesgo de cataratas como la degeneración de la macula ocasionada por razones de edad.

    La Luteína puede encontrarse en diversos vegetales y granos, tales como: col rizada (kale), espinaca, lechuga romana, brócoli, succino, maíz, semillas de trigo, zapallo, col de Bruselas, acelgas, apio, espárragos, nabo verde (turnip greens), collard greens (un tipo de col). La luteína también se encuentra en frutas de color naranja o amarillas como: mango, papaya, naranjas, melón, guaba, peras y, en la ciruela pasa.
    La Zeaxantina se encuentra en ciertos vegetales y en ciertas frutas amarillas o naranjas, como: maíz, nectarines, naranjas, papaya, zapallo, berros, achicoria. Recientemente se ha descubierto que el pimiento naranja es una rica fuente de zeaxantina y, que la fruta seca de Lycium barbarum (Goji), una planta que se utiliza en la medicina china para atender diversos problemas de la vista es una excelente fuente de zeaxantina aunque contiene muy poca luteína. Los alimentos que contienen en altas cantidades tanto luteína como zeaxantina son: la yema de huevo y el maíz.

    Lutein&Zeaxanthin ofrece 20 mg., de Luteina y 3 mg.,de Zeaxantina, suficientes para la nutrición y protección de la visión.

    Ver más información del producto....

    Para conocer más acerca de la Luteina y la Zeaxantina, puede consultar los siguientes artículos y documentos:
    Luteina y Zeaxantina, ¿en qué alimentos encontrarlos?
    Luteina. Ultimas noticias científicas
    La Luteina y la Degeneración Macular debido a la Edad (DME)


    Luteina&Bilberry
    Apoyo antioxidante con alta biodisponibilidad para los tejidos oculares delicados


    El Bilberry o Arándano Azul, también conocido como Arándano Negro o Arandano Europeo, es nativo de Europa del Norte, pariente del Arándano Rojo o Cranberry (Vaccinium macrocarpon) y corresponde al Vaccinium myrtillus. El fruto del arándano, como lo hemos descrito en otras secciones de ésta Web, contiene sustancias químicas conocidas como antocianósidos o antocianinas, pigmentos vegetales muy importantes en la actualidad debido a sus propiedades farmacológicas y terapéuticas, relacionadas con su actividad antioxidante . Durante el paso del tracto digestivo al torrente sanguíneo de los mamíferos, las antocianinas permanecen intactas y ejercen efectos terapéuticos conocidos que incluyen la reducción de la enfermedad coronaria, efectos anticancerígenos, antitumorales, antiinflamatorios y antidiabéticos; además del mejoramiento de la agudeza visual y del comportamiento cognitivo. Como se recordará, los antioxidantes limpian las partículas dañinas en el cuerpo conocidos como radicales libres, ayudando a prevenir o revertir el daño a las células. Los antioxidantes se han demostrado para ayudar a prevenir una serie de enfermedades a largo plazo, tales como enfermedades del corazón, cáncer y la enfermedad de los ojos llamada degeneración macular. El arándano también contiene vitamina C, que es un antioxidante.

    Lutein&Bilberry, ofrece una potente combinación antioxidante para la nutrición y protección de sus ojos: Luteina, Zeaxanthina y Arándano europeo (Bilberry). Debido a que los tejidos sensibles de los ojos son particularmente vulnerables a los estragos de los radicales libres, los antioxidantes entran en juego para mantener la salud ocular. Esta fórmula especial combina dos de los más eficaces de la naturaleza específica del ojo antioxidantes que ayudan a mantener una vista saludable. Cada cápsula proporciona 20 mg. de extracto estandarizado de arándano, 6 mg. de luteína y zeaxantina de 300 mcg.

    Ver más información del producto.....

    Si desea consultar información acerca del Arándano Azul o Europeo (Bilberry) puede consultar los siguientes artículos y documentos:

  • Arándano Bilberry..
  • Arandanos y Visión
  • La Verdadera Utilidad Práctica del Extracto de Arándano Rojo Americano. Evidencia Clínica.



    Bilberry Eyebright Vision Complex
    Apoya la agudeza visual y la visión nocturna.


    Todo nuestro cuerpo se nutre de los nutrientes transportados a los tejidos a través de una intrincada red de vasos capilares. Los capilares en la zona de los ojos son muy pequeños y delicados, así que el cuidado diario es fundamental para protegerse de los estragos del daño de los radicales libres. Los cuatro ingredientes en esta fórmula, como el Arándano Azul o Europeo (Vaccinium myrtillus) , la Eufrasia (Euphrasia officinalis), , la Quercetina y la Rutina, ayudan a mantener la fuerza y la permeabilidad de los capilares. Apoyan la agudeza visual y la visión nocturna, ofreciendo un plan de protección integral a la salud de sus preciosos ojos.

    Arándano Azul o Europeo, Bilberry (Vaccinium myrtillus). Ya hemos descrito sus propiedades y beneficios (ver Luteina&Bilberry). Bástenos aquí tan solo recordar que, el Bilberry ayuda a disminuir la tensión ocular por sus efectos antiinflamatorios sobre los capilares oculares.

    Eufrasia (Euphrasia officinalis) conocida como "Ojo brillante", es llamada la "Amiga de los ojos". La Eufrasia es la planta reparadora de los ojos por excelencia, su nombre en inglés “Eyebright” significa precisamente ojos brillantes. Las referencias más antiguas que se han hallado de los beneficios del agua de eufrasia para el cuidado de la vista datan del siglo XIV. Los grandes herbolarios europeos del siglo XVI la tenían como uno de los mejores remedios para tratar dolencias oculares.

    A la Eufrasia se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, descongestionante y acción sobre las digestiones lentas. Contiene flavonoides (quercetósidos), glucósidos como el eufrósido, ácidos fenólicos, un aceite esencial, lignanos y taninos, principios activos que le convierten en una planta astringente, antiinflamatoria, antiséptica y cicatrizante. Esta capacidad terapéutica hace de ella una excelente aliada para tratar las digestiones pesadas, estimular el apetito, combatir las infecciones de oído y bucales, aliviar la faringitis y, aplicada externamente, detener las hemorragias cutáneas.
    Su uso es muy usual en la medicina homeopática aplicada al órgano de la visión, entre ellas: ojos acuosos, prurito ocular, sensación de cuerpo extraño, secreciones amarillentas pegajosas, dolor previo, enrojecimiento ocular crónico, dolores oculares alternando con dolores abdominales.
    La Eufrasia reduce la inflamación ocular y ataca los focos infecciosos provocados por virus o bacterias. Los herbolarios la aconsejan para tratar la blefaritis, la conjuntivitis, la inflamación de los párpados, los orzuelos y como remedio de apoyo en caso de alergias por polen, ácaros, polvo o humo, que cursen con inflamación ocular. Es idónea además para las molestias derivadas del rechazo al uso de las lentes de contacto.

    La Quercetina, es un flavonoide que hemos descrito anteriormente (ver Visión Essentials). Los bioflavonoides son esenciales para incrementar la fuerza de las paredes capilares y regular su permeabilidad, evitando así posibles hemorragias y rupturas de vasos sanguíneos.
    La Quercetina, posee principalmente una potente actividad antioxidante (5 veces superior a las Vitaminas C y E). La Quercitina y los bioflavonoides en general junto con la vitamina C mantienen el colágeno íntegro, a la vez que resultan de gran ayuda en la absorción de la vitamina C, potencian su actividad antioxidante, inmunológica y antiescorbútica y la protegen evitando su oxidación (por lo que es vital suministrar los bioflavonoides junto con vitamina C, para favorecer la sinergia entre estos compuestos).

    La Rutina forma parte de la familia de los flavonoides. Es un diglucósido compuesto por quercetina y rutinosa (ramnosa y glucosa). La rutina está presente en numerosas especies vegetales, entre ellos: el trigo sarraceno o alforfón (Fagopyrum esculentum, Polygonum fagopyrum), las moras, las frambuesas, los albaricoques, la espinaca, el sauco, el te, los berros, el limón, los espárragos, el tomate, la naranja, la zanahoria, la patata dulce, té negro y cáscaras de manzana. En Estados Unidos, la rutina está considerada como medicamento oficial en el tratamiento de las hemorragias capilares debidas a una fragilidad de los capilares sanguíneos en caso de enfermedades vasculares degenerativas, diabetes o manifestación alérgica. Aunque la rutina todavía no forme parte de los medicamentos oficiales, se utiliza mucho como complemento.
    La actividad farmacológica más conocida de la rutina es la disminución de la permeabilidad y de la fragilidad capilar. En los años cuarenta y cincuenta, la rutina se describió ampliamente para esta actividad. En esa época, la rutina pertenecía a la familia de las “vitaminas P”, haciendo referencia P al concepto de Permeabilidad, que agrupan principios activos capaces de aumentar la resistencia y de modular la permeabilidad de los capilares. Hoy en día, el término “Vitamina P” ha desaparecido siendo sustituido por el de bioflavonoides. La rutina también protege a los tejidos de los fenómenos de degeneración, en particular en la degradación no enzimática del colágeno por acción de los radicales libres.

    La Rutina al igual que la Quercetina (ambos son flavonoides, del grupo de los flavonoles) tienen efectos vasoprotectores ya que mejoran el estado de los capilares aumentando su resistencia y reduciendo su permeabilidad. Es especialmente beneficiosa para la prevención del aumento de sangrado recurrente que se produce por debilitamiento de los vasos sanguíneos. Es usada para prevenir la fragilidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Disminuye la hipertensión, incluida la de los ojos o glaucoma. Los flavonoides y, en particular, la rutina son conocidos por hacer que la pared de los vasos sanguíneos sea más resistente. Cuando la pared de un capilar está demasiado debilitada, corre el riesgo de romperse, provocando un derrame anormal de sangre en la piel. Este fenómeno se caracteriza por petequías y telangiectasias (dilatación vascular anormal). La rutina, gracias a su actividad anti-radicales, puede proteger estas paredes. Este flavonoide es capaz de neutralizar los radicales libres formados durante la fagocitosis. También tiene propiedades antiinflamatorias. Algunas veces se utiliza en el tratamiento de hemorroides.
    La Rutina inhibe la actividad de la aldosa reductasa, una enzima normalmente presente en el ojo y otras partes del cuerpo. Ayuda a transformar la glucosa en sorbitol.
    La Rutina, cumple una función importante en la prevención de la agregación de las plaquetas. El objetivo principal del proceso de agregación plaquetaria es sellar los vasos sanguíneos para prevenir la pérdida de sangre si se produce un daño. La adherencia de las plaquetas también puede producirse aun cuando no se haya enviado ninguna señal de un tejido dañado. En este caso, se forman pequeños agregados, que obstaculizan el flujo sanguíneo en el capilar. El vaso obstruido debe intensificar el flujo a través de los vasos vecinos. Esto puede inducir varios fenómenos, como un aumento de la presión del fluido en los capilares, un aumento de la permeabilidad de esos mismos capilares, una dilatación permanente de los vasos o telangiectasias. La otra consecuencia podría ser una ruptura del vaso que genere la formación de petequias. Se ha demostrado que la rutina inhibe, en un primer momento, la activación de la fosfolipasa C, provocando, mediante una reacción en cascada, la inhibición de la agregación plaquetaria. Además, la rutina, por su capacidad para complejizar los iones calcio, permite la conversión de protrombina en trombina, inhibiendo así la formación de coágulos.

    Ver más información del producto.....



    Bilberry Extra-Strength
    Fuente de protección antioxidante para los ojos


    El Bilberry o Arándano Azul, también conocido como Arándano Negro o Arandano Europeo, es nativo de Europa del Norte, pariente del Arándano Rojo o Cranberry (Vaccinium macrocarpon) y corresponde al Vaccinium myrtillus. El fruto del arándano, como lo hemos descrito en otras secciones de ésta Web, contiene sustancias químicas conocidas como antocianósidos o antocianinas, pigmentos vegetales muy importantes en la actualidad debido a sus propiedades farmacológicas y terapéuticas, relacionadas con su actividad antioxidante . Durante el paso del tracto digestivo al torrente sanguíneo de los mamíferos, las antocianinas permanecen intactas y ejercen efectos terapéuticos conocidos que incluyen la reducción de la enfermedad coronaria, efectos anticancerígenos, antitumorales, antiinflamatorios y antidiabéticos; además del mejoramiento de la agudeza visual y del comportamiento cognitivo. Como se recordará, los antioxidantes limpian las partículas dañinas en el cuerpo conocidos como radicales libres, ayudando a prevenir o revertir el daño a las células. Los antioxidantes se han demostrado para ayudar a prevenir una serie de enfermedades a largo plazo, tales como enfermedades del corazón, cáncer y la enfermedad de los ojos llamada degeneración macular. El arándano también contiene vitamina C, que es un antioxidante.

    El arándano azul, arándano europeo, Bilberry, es una gran fuente de protección antioxidante para los ojos. Con su amplia exposición a los rayos UV del sol, los ojos son especialmente susceptibles a los daños de los radicales libres. Es por eso que los antioxidantes juegan un papel crucial en la salud de los ojos. El arándano azul o Bilberry ha sido valorado por los herbolarios europeos como una forma natural para promover la salud visual, y la ciencia moderna apoya este uso tradicional. tal como se ha señalado lineas atrás, el arándano contiene flavonoides naturales llamados antocianinas, que proporcionan una potente protección antioxidante de los tejidos del ojo.

    Bilberry Extra-Strength, Proporciona 100 mg., de extracto de arándano estandarizado al 25% de antocianinas y 450 mg., de polvo de arándano.


    Ver más información del producto.....

    Acido Alfa Lipoico
    Potente acción antioxidante. Apoyo en el alivio del dolor neuropático.


    El Ácido Alfa Lipoico, también conocido como ácido tióctico o ácido lipoico, es un poderoso combatiente de radicales libres, es decir, tiene acción antioxidante; que además es bien conocido por su capacidad para rejuvenecer otros antioxidantes como las vitaminas C y E.
    El Ácido Alfa Lipoico, es un antioxidante poderoso que se produce en el cuerpo en pequeñas cantidades y se encuentra en todas las células. También se conoce como un antioxidante metabólico porque en su ausencia, las células del cuerpo no serían capaz de convertir la glucosa en energía.
    El Ácido Alfa Lipoico es un potente antioxidante, con una propiedad muy interesante, ya que actúa tanto en ambientes acuosos como lipídicos, a diferencia de la mayoría de antioxidantes que se restringen solamente a uno de los dos ámbitos. Debido a esa propiedad se le considera el antioxidante universal.
    La acción antioxidante del Ácido Alfa Lipoico se da a tres niveles: mediante efecto antioxidante directo (al secuestrar directamente radicales libres), efecto antioxidante indirecto por su capacidad para reciclar (regenerar) otros antioxidantes que se han destruido al neutralizar radicales libres, como la vitamina E, la glutationa, la coenzima Q10 y la vitamina C; y mediante el incremento de la síntesis celular de glutationa al incrementar la expresión de la enzima limitante de su síntesis (Gammaglutamilcisteína ligasa) y al aumentar la captación celular de cisteína (un aminoácido necesario para su síntesis).

    Dado su carácter de antioxidante universal se usa en gran cantidad de afecciones, tanto agudas como crónicas y degenerativas. Su eficacia ha sido ampliamente demostrada en: enfermedades oculares, incluyendo las cataratas, glaucoma y la degeneración macular relacionada con la edad.









  • Ubícanos en Bogotá D.C. Colombia:

    Amplíalo con un clic

    Distribuidores Independientes Internacionales
    de
    Factores de
    Transferencia
    y
    Productos Naturales
    para la
    Salud
    y
    el Bienestar


    E-mails: epedraza@colombialomejor.com
    epedraza2006@gmail.com
    eduardopedraza2007@hotmail.com
    eduardopedraza@outlook.com

    Mensajería instantánea:
    WhatsApp, Line, Tango
    310 337 7049
    310 859 3076
    317 481 5723
    301 742 0520
    Skype:
    eduardo.pedraza

    Teléfonos
    Colombia
    Celular:

    310 337 7049
    310 859 3076
    317 481 5723
    301 742 0520
    Fijos
    372 7271
    286 3237
    281 4335
    Bogotá, D.C.
    Colombia


    Si llama desde el Exterior, marque antes el Indicativo 57 y luego agregue el número de teléfono celular correspondiente; si es a fijos agregue antes el 571.

    Teléfono
    Estados Unidos
    1-217-364 2146
    Hablamos Español
       

    La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Las decisiones relativas a la salud de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.
     

    INICIO  |  CONTÁCTENOS

    Copyright © 2007 www.colombialomejor.com
    Todos los Derechos Reservados.